Tecnologías Disruptivas: Riesgos y Oportunidades para el Hub Logístico de Panamá

Por: Rodolfo Sabonge

Durante muchos años la tecnología había sido vista como algo positivo.  Desde la revolución industrial, los avances tecnológicos fueron herramientas que fortalecían a las empresas y las industrias.  La evolución de las computadoras y las telecomunicaciones jugaron un papel muy importante en la mejora de procesos y reducción de costos para las empresas.  El hecho es que de ser herramientas, la tecnología se ha transformado en un elemento clave que puede traer consigo cambios trascendentales en los mercados, en la producción, y en la logística.

El terminología disruptiva fue acuñado por Clayton Christensen en 1995 en un artículo que denominó: “Disruptive Technologies: Catching the Wave” y la definió como tecnologías que conducen a la aparición de productos y servicios que pueden afectar las tecnologías y las empresas dominantes.  En esto, cabe destacar innovaciones que a su vez crean nuevos mercados a costa de los mercados existentes.

Hay muchos ejemplos de tecnologías disruptivas, quizás el más famoso es la industria fotográfica que lideraba la empresa Kodak; que en su momento, no le dio importancia a la fotografía digital y en pocos años se vio desplazada al extremo de que prácticamente desapareció del mercado.  Hay una multiplicidad de ejemplos, como son las plataformas tecnológicas para comprar, para reservar vuelos y hoteles, etc.  Uno de los ejemplos de tecnología disruptiva más recientes fue el desarrollo de las plataformas NETFLIX y SPOTIFY, que han transformado el mercado de la música y de video a nivel global.

En el mundo de transporte y logística también se han dado y están dando ejemplos de tecnologías disruptivas y muchas presentan amenazas significativas a los modelos de negocio tradicionales en estas industrias.  No prestarle la debida atención a estas tecnologías disruptivas en este sector puede representar riesgos y amenazas que pudieran afectar el Hub Logístico panameño de manera trascendental.

La principal tecnología disruptiva que está afectando el transporte es el crecimiento del comercio electrónico.  Cualquier modelo tradicional de comercio utilizando tiendas para vender al por menor y centros de distribución al estilo de zonas libres está siendo afectado por el comercio electrónico.  Nada más en el año 2017 Amazon vendió más de USD 70B en Latinoamérica.  Son productos que llegaron al consumidor final por canales de distribución y transporte muy diferente a los tradicionales.

La segunda tecnología disruptiva, que igualmente está asociada a la capacidad de almacenaje de datos y a las innovaciones en telecomunicaciones; es el uso de Big Data Analytics, Inteligencia Artificial y Machine Learning.  En el mundo de la logística, cuyo objetivo es minimizar costos e inventarios, optimizar el uso de los recursos y garantizar la entrega eficiente y eficaz de la carga, Big Data Analytics es una herramienta fundamental para el logro de esos objetivos.

Finalmente, la tecnología disruptiva que más impacto pudiera tener en el futuro cercano es Blockchain que viene junto a la transformación digital en la cadena de valor.  La transformación digital conlleva la eliminación de todos los trámites que en la actualidad se realizan en papel, y la utilización de blockchain se refiere a todas las transacciones que se realizan como parte de la cadena de suministros, desde la contratación de transporte hasta el recibo y pago conforme de la mercancía.

En resumen, un Hub Logístico como al que aspiramos llegar a ser, no puede ser reactivo ante estas tecnologías disruptivas, para diferenciarnos y fortalecer nuestras ventajas competitivas, debemos dar un salto cuantitativo y cualitativo para desarrollar la plataforma tecnológica y los procesos que nos puedan poner a la par de los mejores en el mundo.   El primer paso, tal como lo establece la nueva Estrategia Logística Nacional 2030, es desarrollar el marco legal e institucional del organismo rector que debe liderar y coordinar todos los temas logísticos a nivel nacional.