Rina Berrocal

Por: Kathia Acosta

Crecer rodeada del mar en su natal Puerto Armuelles, fue un aspecto fundamental para inclinarse por la carrera de Ingeniería Naútica. La pasión por lo retos terminó de impulsar esa decisión.

Su primera experiencia fue en el Canal de Panamá a bordo de sus remolcadores Parfit y Amistad, donde pudo involucrarse con el mantenimiento preventivo. Todo esto, como parte del programa de asistencia estudiantil que ofrecía la ACP a los estudiantes de la Escuela Náutica de Panamá. Rina, tuvo la oportunidad de ser la primera mujer de la generación femenina en iniciar su práctica profesional a bordo de buques de pasajeros.

Trabajó en los remolcadores del grupo Boluda en Petro-Terminal de Panamá, como ingeniera de máquinas. Luego, fue parte de la compañía Transamerica Ship Holding Ltd., donde realizó trabajos de reparación y mantenimiento del buque en Astilleros Braswell.

Toda esa experiencia la llevó a involucrarse para el año 2005, dentro del equipo técnico de la Autoridad Marítima de Panamá, con el cargo de inspector náutico. Allí logró amplio aprendizaje en diversas áreas. De esto, ya son 15 años de evolución profesional.

Actualmente ocupa el cargo de Jefa de la Oficina Internacional de Seguridad Marítima, mejor conocida como Segumar, de la Dirección General de Marina Mercante, en la Autoridad Marítima de Panamá.  En esta área, se atienden a los usuarios del registro marítimo de Panamá y todo lo que se refiere a la normativa marítima en materia técnica y su interpretación.  Por ello, la importancia de mantenerse actualizados sobre la normativa internacional, participando de convenciones y tener la información de los Códigos Marítimos Internacionales, la cual es actualizada cada 6 meses. 

Como responsable de esta oficina central de Segumar organiza, asigna, coordina y supervisa las labores de las sedes internacionales, de manera que se realice la gestión de los servicios técnicos de forma uniforme y estandarizada. 

“No puedo negar que es una gran responsabilidad la tarea encomendada de liderar una Oficina Estatal con presencia internacional; pero a la vez, lo hago con mucho entusiasmo y honor, pues es el nombre de mi país el que represento”, destaca Rina. 

¿Qué retos ha cumplido y cuáles le hace falta por concretar?

“Retos…han sido muchos; desde el día en que decidí aplicar para estudiar en la extinta Escuela Náutica de Panamá, hoy en día Universidad Marítima Internacional de Panamá, pues era la primera vez que esta casa de estudios abría sus puertas al género femenino. Por concretar, todos los retos y desafíos que la vida me tenga por delante”.

¿Cómo hace para desempeñar sus diversos roles?

“Desempeñar tantos roles en un solo cuerpo no es tarea fácil, pero tampoco es imposible.  Se aprende todos los días a mantener el balance y la armonía, uno complementa al otro.  Considero que la clave para esto es darle tiempo a cada parte y siempre procurando hacer las cosas bien (imprimiendo calidad en lo que se hace).  En este sentido, creo que parte fundamental de mi desempeño y desarrollo se la debo a mi esposo.  Quien ha sido siempre un buen amigo, consejero y de gran apoyo tanto en el plano profesional como familiar”.

¿Considera que la mujer se ha ido abriendo camino en la industria marítima, cómo observa la igualdad de género en este sector?

“Claro que sí, poco a poco se está brindando a la mujer el espacio para crecer y dar lo mejor de sí en el sector marítimo. Cada vez observamos a más y más mujeres liderando, y desempeñando un excelente trabajo.   Pienso que la igualdad de género si se está logrando, y a futuro, si continuamos dando el mejor de los ejemplos e integrando a las futuras generaciones podremos seguir viendo el surgimiento de más mujeres empoderadas”.

¿Para aquellas mujeres que desean inclinarse por una carrera en el sector marítimo, qué consejo les daría?

“No dejarse intimidar.  Trabajar duro, imprimir su huella al trabajo que realicen, el compromiso es primordial para esto. Dar lo mejor de sí misma con integridad y el conocimiento como bandera.  Pero esto solo se consigue amando lo que se hace.  Debe sentir ese amor por la profesión para vencer los retos y obstáculos”.

Foto: Chris Pérez

Estudios: Ingeniería Náutica con especialización en Maquinaria Naval. Inspector de buques Certificado. Formador de Formadores e Inspectores en el Convenio sobre el trabajo Marítimo 2006. Formador de Formadores en Operaciones de Eficiencia Energética. Asistente Consultor para Especialistas de la Organización Marítima Internacional. Auditor Líder ISO 9001:2015. Auditor Líder sobre el Código para las Organizaciones Reconocidas. Coordinador Nacional del Proyecto Global para la eficiencia Energética en los buques (GloMEEP).

Una frase: “A good parent prepares the child for the path, not the path for the child” – Jen Hatmaker.

Prenda básica de vestir: Pantalones.

Un libro: For the Love – Jen Hatmaker.

Personaje que admira: no es un personaje, pero ha sido mi inspiración “mi madre Rina Castillo”.