PILAR CASTILLO

Por: Kathia Acosta

Encuentra su motivación dentro de la industria marítima por su alta exposición global. Para ella, es un sector de constante evolución donde se manejan diversos contextos y realidades. A su vez, brinda la oportunidad de interactuar con personas y culturas de todas partes del mundo.

Pilar lleva 8 años siendo parte del equipo de abogados de Arias, Fábrega & Fábrega (ARIFA). Actualmente es Socia Junior, cuya cartera de clientes está dirigida a las áreas de aviación, derecho corporativo, negocios internaciones, marítimo y puertos.

Se dedica principalmente al financiamiento de naves y participa activamente en las negociaciones y estructuración de garantías.

Resalta que ARIFA se diferencia por su dinamismo y entrega, para llevar con éxito los servicios que manejan. Cuentan con vasta experiencia en transacciones complejas, manejando temas multi-jurisdiccionales y encontrando soluciones creativas, efectivas y prácticas a las situaciones y problemas que se puedan presentar.  Contamos con un equipo de gran conocimiento y disposición.  “Para nosotros lo más importante es que el cliente se apoye en nosotros con confianza para lograr sus objetivos”, puntualiza.

ARIFA además, es una firma de abogados con más de 100 años de trayectoria y cuyos miembros han participado en la redacción de las principales leyes del sector marítimo, “tengo la fortuna de trabajar con los mejores abogados del país y aprender de las mentes más brillantes del derecho”.

¿Qué retos enfrenta diariamente en el área donde se desempeña?

“El tiempo.  Esta es una industria que demanda 24 horas al día, los 365 días al año.  Lo principal es tener disposición para entregarse al trabajo”.

¿Qué metas le faltan por concretar?

“Creo que las metas son mantenerse y mejorarse diariamente.  No se trata de marcar un objetivo específico y tacharlo cuando lo conseguimos, debemos asumir retos e imponernos metas diarias”.

ROLES COMPARTIDOS

Pilar cuenta que tiene un gran equipo tanto en casa como en la oficina.

Disfrutar y sacar provecho cada día de su esposo e hijo, aunque se trate de una rutina corta, el solo hecho de compartir tiempo juntos es satisfactorio para ella. “Cada día a su lado es una bendición que no doy por sentado nunca. Crear alegría todos los días, aunque sea en las cosas cotidianas”.

En lo laboral, desarrolla sus roles con el apoyo de su equipo; encomendarse a Dios es indispensable para ella.

¿Qué cosas la motivan?

“La satisfacción de mis clientes y el aprendizaje continuo… que sientan que nosotros somos su go-to person en Panamá para lo que necesiten, ver su confianza plena en nosotros y satisfacción por la calidad de los servicios que reciben. Las relaciones de amistad que incluso se llegan a formar; el aprendizaje continuo para expandir conocimientos y crecer como profesional y persona a través de la experiencia”.

¿Qué consejo les brindaría a aquellas mujeres que buscan abrirse un camino, inclinadas hacia la industria marítima?

“Lo primero, es dar lo mejor de sí, siempre.  Lo segundo, es saber buscar apoyo, no se puede hacer todo solo.  Es importante pedir consejo y ayuda cuando se necesite”.

GREMIOS

Es miembro de la Cámara Marítima de Panamá y de la Asociación Panameña de Derecho Marítimo (APADEMAR), de la cual actualmente forma parte de la Junta Directiva y del Comité Organizador de la Conferencia Panama Maritime 2019.

Estudios:

  • Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Católica Santa María La Antigua, en Panamá.
  • Maestría en Negocios Internacionales y Derecho Comercial (International Business and Trade Law) en Fordham University, en Nueva York, EEUU.

Un libro:

  • “Las Travesuras de la Niña Mala”, de Mario Vargas Llosa. “Es un libro que te atrapa y no puedes parar de leer, pero a la vez no quieres que se termine”.

Prenda básica:

  • Aretes de perlas.

Una frase:

  • “The greatest obstacle to discovery is not ignorance, it’s the illusion of knowledge” – Daniel J. Boorstin.

Personaje que admira:

  • Ruth Bader Ginsburg. “Por su ejemplo como mujer profesional y su lucha por la igualdad de derechos, y a Lee Kuan Yew (no apoyo las políticas autoritarias), por su lucha contra la corrupción y por sus esfuerzos para desarrollar y transformar a Singapur en lo que es hoy en día”.